23 de noviembre de 2010

Las aves migratorias

Ultimamente me llaman mucho la atención las aves migratorias, no una especie en concreto sino los enrevesados secretos que logran poner en marcha este impresionante mecanismo innato, y es por eso que he decidido escribir un artículo. Espero que lo disfrutéis:

¿Qué es la migración de las aves?

La migración de las aves es un término que hace referencia a los viajes estacionales en los que, de forma regular, toman parte multitud de especies de aves. Estos viajes pueden tener varios objetivos tales como la búsqueda de la disponibilidad de alimentos o la de alcanzar un hábitat mas confortable. Estos viajes, en los que a menudo las distintas aves se ven forzadas a cruzar diversas fronteras entre países, a menudo constan de miles y miles de kilómetros.

¿Cómo funciona este mecanismo?

Este es un tema demasiado amplio como para hablar inespecíficamente, teniendo en cuenta que hay aves que migran tan solo unos cientos de metros mientras otras recorren el planeta entero. Distintos caminos y direcciones, rutas tan variadas como lo son las especies de aves que emprenden estos sorprendentes viajes.

Comenzaremos diciendo que la migración no se trata de un proceso aprendido sino instintivo, que es precísamente el hecho que trae de cabeza a científicos e investigadores y que tiene maravillado al mundo entero. Las aves, de la misma manera que otros animales, poseen lo que podríamos denominar como un "reloj biológico" o biorritmo, unos mecansimos fisiológicos que determinan complejas funciones biológicas. Este reloj actúa, por ejemplo, sobre el sistema hormonal advirtiendo del momento indicado para mudar el plumaje, reproducirse y, por supuesto, migrar (entre otros).

Su orientación: el secreto.


Una vez hemos entendido cómo se inicia el proceso, podemos intentar descifrar los secretos del mismo. ¿Cómo es capaz un ave de recordar su lugar de destino? Y más aún, ¿cómo es capaz de llegar hasta ese lugar un ave que nunca ha estado ahí antes? En definitiva, ¿cómo se orientan? Dar una respuesta a esta pregunta no es precísamente cosa fácil, pero existen varias teorías que pueden ayudarnos a descifrar el misterio.

El uso de pistas terrestres es una de las teorías más populares, entendiendo como "pistas visuales" puntos tales como ríos, costas y cordilleras cuyo seguimiento les ayudará a llegar al destino correcto. Sin embargo, esta idea no explica cómo las aves evitan perderse durante su primera migración.

El uso del sol y las estrellas a modo de brújula es también una de las teorías aceptadas según la cual las aves se encargan de rastrear el ciclo de luz-oscuridad diario, además de usar las sombras del sol para lograr orientarse. Pero, si aceptamos esta teoría, ¿cómo son capaces de orientarse correctamente cuando no pueden ver el sol (días nublados, etc)?

También es conocido el hecho de que muchas aves migran durante las horas de nocturnidad, por lo que parece ser que, tal y como anunciábamos, algunas aves han aprendido a usar las estrellas para orientarse. Una gran verdad es que las aves han aprendido a situarse en su posición en relación a la estrella polar, teoría que se confirma gracias a experimentos realizados con azulejos o colorines azules (Passerina cyanea), además de ser capaces también de determinar en qué dirección deben volar guiándose a través de pequeños grupos de estrellas o incluso de la luna. Pero de nuevo volvemos a encontrarnos con otro problema si tenemos en cuenta las noches nubladas, cuando no se pueden ver las estrellas.

Y quizás la teoría más aceptada o confirmada sea la del uso del campo magnético de la tierra para orientarse, teoría que puede que haga que alguno se lleve las manos a la cabeza pero que toma sentido si tenemos en cuenta el hecho de que algunos científicos han descubierto ciertos pigmentos en los ojos de las aves que se vuelven débilmente magnéticos cuando absorben luz, alterando como consecuencia ciertas señales nerviosas que los ojos envían al cerebro. Además, los científicos también han detectado minúsculos cristales de magnetita situados en el recorrido de la vía olfativa en el cerebro de algunas aves.

Especies de aves migratorias.


Ahora que entendemos el proceceso completo (o por lo menos lo hemos intentado), y para finalizar este artículo, haremos un muy breve repaso por algunas de las aves migratorias que recorren el planeta y de las que podemos disfrutar desde nuestro país.

Golondrina común (Hirundo rustica)


La golondrina es, al menos en nuestro país, una de las aves migratorias más queridas y reconocidas. ¿Quién no ha podido disfrutar de un nido de golondrina cercano a su casa cuando empieza el calor? Como muchos ya sabemos, las golondrinas pasan el invierno en África, donde por las más altas temperaturas invernales encuentran insectos con más facilidad y abundancia. Con el inicio de la estación seca (verano), el alimento empieza a escasear por lo que se desplazan hacia el norte, llegando a Europa, donde además, inician la reproducción. Una vez finalizado el verano, retornan al sur del Sahara.

Cigüeña Blanca (Ciconia ciconia)


Torres, tejados, iglesias y campanarios sirven de cobijo a los enormes nidos de la Cigüeña Blanca, siempre es maravilloso poder disfrutar de ellas en nuestras zonas residenciales. Durante el verano la Cigüeña Blanca anida al norte de su distribución, construyendo inmensos y poderosos nidos a una buena altura del suelo, mientras que en otoño se trasladan hacia el sur.

Abrazos fieros para todos.


2 comentarios:

TRINI ALTEA dijo...

Tienes un blog muy interesante, me gusta. Un saludo http://pajaros-trini.blogspot.com/

Sanchete dijo...

Muchísimas gracias TRINI ALTEA! Saludos!