15 de diciembre de 2010

Huevos y nidos

Como muchos sabéis, llevo meses dedicándome al arte de la observación e identificación de aves (aun que ultimamente no lo practico mucho, pero eso no me impide formarme), y dentro de este mundo hay una parte preciosa, que es la identificación de nidos y huevos. Hoy os ofrezco una pequeña guía de huevos y nidos de nuestras aves más comunes, además de algunos otros detalles de interés. Espero que la disfrutéis.

Gorrión común (Passer domestius)


Hábitat: El Gorrión común es asiduo en casi todas partes, además de ser muy popular y "apreciar" la presencia del hombre. En las ciudades y pueblos, aldeas y granjas este animal, principalmente gregario, se ha convertido en un comensal más que habitual normalmente distribuido por colonias con poblaciones relativamente numerosas.


Reproducción: Desde finales de enero, los machos empiezan a apropiarse de un territorio. La estación de nidificación comienza en abril y se prolonga hasta agosto (aproximadamente), pero pueden observarse puestas durante casi todo el año, a exepción de los días de pleno invierno. Se dan como mínimo dos puestas anuales, aun que con frecuencia llegan a las cuatro puestas. Los huevos son empollados durante un período que abarca de 12 a 14 días, principalmente por la hembra.

Descripción del nido: Corriente en los hábitats humanos, el gorrión común instala su nido en los lugares más diversos: en un agujero de un muro, debajo de las tejas o losas de un tejado, bajo los canalones, entre las plantas trepadoras, en las vigas de los hangares y también en entornos más campestres como los huecos entre las ramas de un árbol o el agujero de un tronco. El nido está usualmente compuesto de briznas de hierba, paja o pequeñas ramitas, construido siempre por ambos progenitores. Exteriormente adopta una confortable forma de bola más o menos aplanada, e interiormente suele mostrar un tapizado a base de plumas. Su diámetro puede ir desde los 12 hasta los 20 cm, y una altura desde 4 a 6 cm.

Descripción del huevo: Las puestas suelen tener de 3 a 6 huevos de unos 22x16 mm y un peso que ronda los 2,5-3,1g. Su color es blancuzco con tonos azulados o verdosos, muy moteado de un color gris pardo y con una marcada forma ovalada.



Jilguero (Carduelis carduelis)


Hábitat: El jilguero se encuentra por todas partes: en parques, jardines, huertos, al borde de caminos e incluso en los campos en los que crecen cardos. Poco arisco, se instala a veces en los árboles o arbustos que bordean las avenidas de algunas ciudades.

Reproducción: La primera puesta suele tener lugar a partir de finales del mes de abril o comienzos de mayo. La hembra incuba sola durante unos catorce días, mientras es alimentada por el macho. Normalmente realiza dos puestas al año, a veces tres, hasta los meses de julio y agosto.

Descripción del nido: El nido suele encontrarse a bastante altura en los árboles, casi siempre cerca del extremo de las ramas. Está compuesto de tallos de hierba seca y de raicillas artísticamente trenzadas por la hembra en forma de pequeña copa de paredes espesas y prietas. A menudo, el exterior está revestido de muso y líquenes, mientras que el interior está tapizado con pequeñas raíces, seda de capullos de insectos, lana vegetal o animal y pelos. El diámetro del nido es de unos 7 u 8 cm, y su altura de 5 a 6 cm.

Descripción del huevo: Las puestas suelen constar de 4 a 6 huevos de un tamaño que oscila los 18 x 13 mm, de 1,4 a 2,2 g de peso y con un color azul pálido manchado y moteado de pardo rojizo, además de una forma ovalada y alargada.

Golondrina común (Hirundo rustica)


Hábitat: En busca de la presencia del hombre, la golondrina común habita en la campiña, cerca de granjas y aldeas, donde se instala en establos, cuadras, pajares, cobertizos y, a veces, incluso dentro de las casas. En ocasiones es posible encontrarla incluso en la periferia de las aglomeraciones urbanas más importantes.

Reproducción: Las primeras puestas suelen tener lugar a finales de abril o comienzos de mayo en el sur, y a comienzos de junio en el norte. La nidificación puede abarcar un período relativamente largo, ya que se producen incluso tres puestas hasta finales de agosto. La incubación corre a cargo de la hembra y dura unos quince días.

Descripción del nido: Instalado en voladizo, pero con mucha frecuencia adosado a un saliente cualquiera (preferentemente a una viga de madera), el nido adopta la forma de un cuarto de esfera abierto por la parte superior. Construido por los dos progenitores, se compone de pellas de tierra mezcladas con saliva y unidas como si fueran ladrillos. A menudo cuelgan del nido briznas de hierba y de paja, incorporadas a la construcción. El interior, bastante profundo, se halla tapizado con hierbas, fibras, pelos y plumas. Su diámetro es de unos 12 a 15 cm y su altura de unos 9 a 12 cm.

Descripción del huevo: El número de huevos puede variar de 3 a 7, tienen un tamaño de 19 x 13mm, un peso 1 1,7 a 1,9 g y su color es blancuzco, muy moteado de varios tonos de pardo rojizo y con forma ovalada.

Gaviota argéntea (Larus argentatus)


Hábitat: Dotada de una asombrosa vitalidad, esta especie es la más común en las costas del hemisferio norte. Aparte de las numerosoas colonias compuestas por centernares e incluso por miles de parejas, e instaladas prácticamente a todo lo largo de los litorales europeos, desde la cornisa cantábrica al Mediterráneo pasando por Córcega, la gaviota argéntea se ha aventurado a lo largo de muchos años por los grandes ríos y por algunos de sus afluentes. Muchos ejemplares han llegado a habitar en algunos lagos y grandes lagunas.

Reproducción: Desde abril a julio, la gaviota argéntea se agrupa en comunidades bulliciosas en los acantilados y las rocas con vegetación baja del litoral, al igual que en las dunas y en los guijarrales, e incluso en los tejados de los edificios portuarios. Las colonias comienzan a anidar también, con mayor o menor regularidad, cerca de los ríos o de grandes extensiones de agua dulce tierra adentro, instalándose a veces en los árboles del entorno. La incubación, que dura entre 27 y 29 días, corre a cargo de ambos progenitores, pero es la hembra la que se encarga de la mayor parte del trabajo.

Descripción del nido: Construido por ambos progenitores, el nido adopta la forma de un tosco amasijo de fragmentos de plantas de diversas especies, dependiendo del lugar de su implantación: algas, hierba seca, ramitas... En el centro se observa una ligera depresión revestida de materiales finos. Si el nido está instalado cerca de un centro urbano o un vertido de aguas residuales, es frecuente encontrar diversos desperdicios: papeles, plástico, trozos de tejidos, etc. El diámetro va desde los 30 a los 40 cm y la altura desde los 10 hasta los 15 cm.

Descripción del huevo: Los huevos son de color muy variable, de verde azulado a leonado pardo, moteado normalmente de un pardo más o menos rojizo y de forma ovalada.

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)


Hábitat: Junto con el ratonero común, el cernícalo vulgar es sin duda la rapaz diurna más corriente en Europa. Se encuentra en todas partes, tanto en la llanura como en la montaña, donde llega a vivir hasta los 2.500 m de altitud. Se adapta con facilidad a todos los medios, con excepción del interior de los bosques y, por ello, frecuenta por igual las zonas cultivadas y las costas marítimas. Esta notable capacidad de adaptación le ha permitido también instalarse en las aglomeraciones urbanas, incluso las más grandes.

Reproducción: El periodo de celo empieza a partir de marzo y las primeras puestas comienzan, por lo general, en el mes de abril. La hembra incuba los huevos durante unos treinta días, a lo largo de los cuales el maco se encarga de alimentarla. A veces la reemplaza e el nido. Realizan una sola puesta al año.

Descripción del nido: Como todos los halcones, el cernícalo no construye nido. Puede depositar sus huevos en un viejo nido de urraca o de corneja, en un agujero de árbol, en una cavidad de las rocas o en unas ruinas. Igualmente, puede andar cerca de viviendas, en el tragaluz de un granero o en un simple agujero en el muro de un edificio. En ocasiones frecuenta también los nidales y excepcionalmente puede llegar a establecerse al nivel del suelo. Si no se las molesta, las parejas suelen utilizar el mismo lugar para anidar durante varios años seguidos Normalmente, no se produce aportación alguna de materiales, pero las parejas que anidan en las cavidades de un muro, o una roca o sobra cualquier otra superficie dura, reunen algunos restos encontrados en el lugar o lo acondicionan más o menos generosamente con tallos de hierba seca o ramitas.

Descripción del huevo: El número de huevos puede variar de 4 a 7, tienen un tamaño y peso aproximados de 39 x 31 mm y 17-23 g. El color tiende a ser un blanco rojizo cubierto de manchas de color rojo pardusco y poseen una forma ovalada claramente redondeada.

Abrazos fieros para todos.

3 comentarios:

Efi (la gata naturalista) dijo...

Miau qué fotos, me gustan y me interesan un montón todos los bichos. Pues nada, hasta otro día.

Laura dijo...

Muy buena la info :)
Hacia mucho que no me pasab por tu web, creo que voy a tardar unos días en leer todo lo que has puesto desde que no la visito xD

Sanchete dijo...

Gracias por tu comentario Laura! Jaja, vuelve siempre que quieras!

Un saludo!