17 de diciembre de 2009

Mascotas interesantes: Agapornis

Hoy hablaré de otra fiera que bien se merece un espacio en nuestra sección de 'Mascotas interesantes', los agapornis:

Características:


Los popularmente conocidos como inseparables son un género de aves de la familia de los loros (Psittacidae). Estos simpáticos pajarillos deben su nombre a sus fuertes vínculos de pareja. No nos extrañe que también sean conocidos como "pájaros del amor" y es que el nombre "agapornis" tiene su origen etimológico en el griego, tomándolo de las palabras Agape (Amor) y Ornis (pájaro).

Son originarios de África y en la actualidad son conocidos y criados por todo el mundo y, en algunos casos, incluso han sido introducidos en libertad en ciudades, jardines y parques naturales.

Son aves pequeñas, de cola corta y cuerpo sólido. Tienen un tamaño que va desde los 13 a los 16 cm, según la especie, siendo las hembras generalmente más grandes que los machos. En estado salvaje se alimentan de semillas, frutas, bayas, brotes, flores, insectos y larvas.

Agapornis como mascota:

Se adaptan bien a la vida en cautividad y son tan populares como los periquitos, pero parecidos a un loro en miniatura. A su increíble belleza se le une un carácter alegre, cariñoso, sociable y juguetón. Son aves enérgicas y activas, utilizan casi todo el espacio que se les ofrece.

A los Agapornis que viven en cautiverio les encanta entretenerse, por lo que estarán continuamente jugando con los juguetes que nosotros le hayamos comprado o incluso inventándose divertidos juegos con cualquier objeto que caiga a su alcance. ¡Mucho ojito con esto, por que una vez mi oreja fue objeto de juego para un agaporni!

Las semillas son el alimento por excelencia de los pájaros, constituyendo un menú perfecto las de avena, alpiste, girasol e incluso una mezcla de las mismas. Pero para completar la dieta de esta simpática ave, nada mejor que darle de vez en cuando alguna fruta o verdura. Deberemos lavar bien este tipo de comida y dársela en trozos pequeños para que no se atragante. En cuanto al calcio, se descartan los alimentos lácteos puesto que un exceso de los mismos puede generar desde la pérdida de las plumas hasta el fallecimiento del agaporni, por eso recurriremos al hueso de sepia y también a las papillas a base de huevo, que fortalecen notablemente a los agapornis en su crecimiento.

Existe gran cantidad de colores, llamados mutaciones, que hacen que los agapornis tengan una amplia variedad de tonalidades. Con este poster podréis haceros una idea de la gama de colores que podéis encontraros, así como de las distintas especies de agapornis que existen:

Y lo que más me gusta a mi de estas aves, algo que yo creo que es una gran oportunidad que nos ofrecen, además de una gran experiencia, es que siempre tendremos la posibilidad (si queremos) de criarlos desde que tienen pocas semanas de vida. En tiendas especializadas podremos conseguir nuestro agaporni desde que tenga aproximadamente los 20 dias de vida (puede ser muy peligroso sacarlos antes del nido), momento a partir del cual nos convertiremos en su madre adoptiva.

Si decidimos tomar parte en esta aventura deberemos siempre informarnos acerca de como debemos sacar hacia adelante a nuestra cría de agaporni, recordemos que esto es información acerca de mascotas interesantes y no quiero especificar mucho en la alimentación del papillero, ya que para ese fin podemos encontrar muchas otras páginas que sin duda os ofrecerán una información mucho mejor y de más calidad. Yo os recomiendo http://www.agapornis.es dónde encontraréis toda la información necesaria además de un foro en el que podréis resolver todas vuestras posibles dudas.

Abrazos fieros para todos.

2 comentarios:

Oso paciente dijo...

A mi me parecen unas aves geniales desde que tuve la oportunidad de tratar directamente con ellos, ya que donde hice prácticas tenían. Me gustaron tanto que tomé la decisión de que cuando el tiempo y el dinero lo permita me haré con una parejita. Si os gustan las aves lo recomiendo, pero también he de decir que si no tenemos mucho tiempo para su cuidado no los tengamos, ya que puede que necesiten de mayores atenciones en cuanto a estímulos, afecto, vuelo, etc. que otros pájaros.

También dejé un post por octubre. Si te interesa, jeje:
http://oso-paciente.blogspot.com/2009/10/los-inseparables.html

locasita dijo...

La verdad es que me parecen unas aves preciosas. Las que tienen los piquitos así, chatos, me encantan!!! Si alguna vez quisiera tener un ave en casa me pondría en contacto con Zeta, seguro! :-)