8 de enero de 2010

La leona que resultó perro

El título parece de cuento, ¿verdad?

En la Sénia, una localidad de Tarragona, vecinos y autoridades del ayuntamiento han estado durante días amedrentados por la presencia de un enorme animal del que desconocían su especie y que, por su aspecto, creían que podría ser una leona. Finalmente resultó tratarse de un can de 75 centímetros de alto por 1,6 metros de largo que, tras cinco días de persecución, fue capturado y sacrificado.

Así que, como se puede ver, no se cumplió la declaración de buenas intenciones de Joan Saura, el Conseller de Interior, de tomar medidas preventivas para evitar el abatimiento del animal. Quizás fue para ahorra dinero, cosa que no vendría nada mal ya que se llegaron a gastar en la busca y captura la nada desdeñable cantidad de 100.000 euros. Señores y señoras, desde luego estamos en crisis, y si no que le pregunten a estos.

A estos animales que vagan sin dueño ni control se les llama "perros asilvestrados". Sobreviven de comer basura y de cazar pequeños animales, se refugian dónde pueden. Son fugitivos de los servicios de control de animales de los ayuntamientos, cada año centenares de ellos mueren sacrificados. Cuando atacan a los rebaños de ganado son confundidos con lobos, lo que les convierte en enemigos públicos número uno de los humanos. Otros viven siempre ocultos, hasta que mueren debido a una avanzada edad, enfermedad o accidente. Estos perros, en la mayoría de los casos, se agrupan (como hacen los lobos) con otros congéneres en similares circunstancias para protegerse entre ellos y conseguir alimento con mñas facilidad. Arrastran una vida miserable por culpa del ser humano que un día se cansó de ellos y los abandonó.

Desde luego, la historia de la búsqueda y captura de este enorme perro ha sido surrealista. Medio pueblo creía que una leona andaba suelta. Policía y Ayuntamiento (media docena de vehículos y dos helicópteros) volcados en localizar y capturar a un "enorme bicho", que no sabían exactamente qué era. Sólo la torpeza o la mala fe pudieron confundir un perro abandonado y asustado con una leona salvaje. Triste final para una historia que parecía un cuento.

Abrazos fieros para todos.

Fuente: Revista PeloPicoPata

4 comentarios:

Demi Lu dijo...

Que tristeza..........

Kabuto_Kenji - かぶと けんひ dijo...

Si yo ya postee, sobre esto en mi blog, los muy cabrones al pribncipio se creian que era una tigresa, pero resulto ser un perro dogo, por no estar por la noche en busca de este perro y dormirlo, e ir tras el, lo mataron, varias organizaciones se quejaron de esto, bueno si quieres más informacion en mi blog esta, un saludo.

Anónimo dijo...

Que lastima...a veces estas cosas injustas suceden

Sanchete dijo...

Demasiadas veces :(