6 de enero de 2010

Mascotas interesantes: Cobayas

Inspirado por la PeloPicoPata de este més, hoy voy a hablaros de este simpático animal:


Características:

Este roedor doméstico es originario de la región andina (Perú y Bolivia). Con el nombre científico de Cavia porcellus, en su zona de orígen se le conoce como cuy (del quechua quwi), nombre onomatopéyico empleado en Perú, Colombia y Ecuador y sur de Colombia. El término cobaya, procedente del tupí sabúia, es un término extendido por España y Argentina. También son conocidos como conejillos de Indias. Por lo general miden entre 25 y 30 cm y pesan entre 1 kg y 1,5 kg los machos y un poco menos las hembras, entre 800g y 1,3kg aproximadamente.

Su historia:

Los primeros españoles en entrar en las casas de los incas, en ek año 1533, seguramente se sintieron sorprendidos al ver a unos roedores peludos de color castaño corriendo entre los pies de los ocupantes del lugar o hacinándose cerca del fuego de las cocinas. Las cobayas no sólo eran toleradas, sino que también se utilizaban como animales de compañía. Las apreciaban por su supuesta capacidad de pronosticar el clima y también, decían, porque tienen la habilidad de ahuyentar las tormentas con sus chillidos. Por lo tanto, las pruebas existentes demuestran que fue domesticada hace más de 2.500 años, y en Europa han gozado de gran popularidad como mascota desde su introducción en el siglo XVI, más o menos en la misma época que las aves tropicales como loros y guacamayos, que eran traídos de América por los viajeros como regalos para sus familias. La variedad doméstica Cavia porcellus no se encuentra salvaje en la naturaleza; lo más probable es que descienda de una variedad de cobaya próxima como Cavia aparea o Cavia fulgida, que podemos encontrar salvajemente en regiones de América del Sur.

Las cobayas como mascota:

Las cobayas son animalitos muy sociables y tranquilos que, a diferencia del hámster y otros roedores nocturnos, se mantienen activos durante el día. Muy amistosos y pacíficos, no suelen morder cuando se les manipula e incluso, con un poco de paciencia, podemos aprender a distinguir sus curiosos sonidos y descubrir si están contentos, tienen alguna necesidad o quieren que les hagamos mimos. Os dejo una ligera explicación de su ligero lenguaje:

Silbido: Es una expresión de entusiasmo general, puede producirse por alegría ante la presencia del propietario o la comida. A veces lo emplean para llamar a otras cobayas.
Ronroneo: Lo emiten cuando disfrutan con las caricias y mimos del propietario y, en ocasiones, cuando investigan un lugar nuevo que les resulta muy atractivo.
Bramidos: Este sonido está relacionado con la jerarquía y la dominancia dentro del grupo, aun que también puede ser una expresión de enfado o miedo. Suele ir acompañado de temblores por el cuerpo, muestra de inquietud.

En su alimentación, como norma principal nuestra cobaya debe disponer siempre de comida de buena calidad acompañada de agua limpia y fresca. Para prevenir deficiencias hay que procurar a nuestra mascota una dieta variada, los cereales, semillas y el heno sirven para cubrir las necesidades de hidratos de carbono y de fibra. La fruta y la verdura ayudan a satisfacer sus necesidades de vitaminas, sobretodo vitamina C (importantísima para su organismo) y gran parte del líquido necesario. Es muy importante que toda la comida fresca que demos a nuestros cobayos esté a temperatura ambiente, NUNCA puede estar recién sacada del frigorífico. Asimismo, los productos frescos deben ser convenientemente lavados con agua para evitar residuos de pesticida y otros tipos de contaminación y, además, los secaremos convenientemente.

Pueden mantenerse en una jaula tipo conejera de dimensiones amplias, para una cobaya sería 65 cm de largo, 40 cm de ancho y 35 cm de alto, incrementando estas medidas en 20 cm por cada cobaya adicional. Situa su habitáculo en una habitación luminosa (pero sin exponerla a luz directa del sol), en un lugar algo elevado (para evitar las frías corrientes que corren a ras de suelo) y procura que tenga una temperatura estable entre 18 y 25ºC. Para su nido puedes proporcionarles heno, que suele ser lo que más les gusta.

No se debe descuidar nunca su higiene, un buen baño (con un buen secado) y un buen corte de uñas de vez en cuando las mantendrá en perfecto estado. Por supuesto, tu cobaya también te agradecerá que la cepilles cuando tengas tiempo.

En el mercado, podréis encontrar varios tipos de cobaya. Os dejo fotos de algunos ejemplos:

RAZAS DE PELO CORTO:

Americana: Pelo sin dulaciones, liso y suave:



Abisina: Con remolinos repartidos por todo el cuerpo llamados rosetas:



RAZAS DE PELO LARGO:

Sheltie o silkie: Pelo muy largo para atrás, suave, sin rosetas:



Peruano: de pelo largo y suave, con rosetas:



Angora: Igual a la abisina pero con pelo largo:



Texel: Raza homologa a los shelties pero con el pelo rizado.



RAZAS SIN PELO:

Skinny: Sin pelo, con algo de pelo en el hocico:



Bladwin: Nacen con pelo, pero se les va cayendo hasta quedarse totalmente calvos.


Y por último, y como siempre recomiendo, si estás interesado en esta mascota no dudes en acudir a un sitio especializado dónde te den información de calidad.

Abrazos fieros para todos.

Fuentes: Revista 'PeloPicoPata' y http://ardillascoreanas.mforos.com

3 comentarios:

Demi Lu dijo...

Que belleza y me gustaron mas que los hamsters por las caracteristicas!!

Demi

Hernan D. dijo...

Buena Información, me gustaria observar, mas tipos de produccion de cuyes.

Sanchete dijo...

Gracias por tu comentario Hernan D!