18 de mayo de 2010

Caracoles de tierra

Aun que ya os hablé de la reproducción de los caracoles, no hemos hablado de ellos como especie. Este artículo tiene pues como objetivo el indagar en las características del caracol de tierra.

Presentación de la especie.

Caracol es el nombre con el que todos nos referimos a estos curiosos animalitos, tan comunes en nuestros jardines y campos. Pertenecen a la inmensa familia de los gasterópodos (Gasterópoda), término que acoje también a caracoles marinos y dulceacuículas (de agua dulce), aun que en esta ocasión nos dirigiremos exclusivamente a los de tierra.

Características morfológicas y comportamiento de la especie.

Podríamos decir que su característica principal y la que nos ayuda a identificarlos facilmente es la de estar provistos de una concha protectora en forma de espiral, fabricada principalmente a partir de carbonato de calcio. Otra de sus características es su particular y extremadamente lenta forma de desplazarse, similar a la de las gusanos, en la que emplean y alternan contracciones y elongaciones de su cuerpo. Una infrenable produccion de mucus (sustancia viscosa de orígen biológico) les ayuda a reducir la fricción, aun que también contribuye como antiséptico para las heridas que sufren al desplazarse. Su alimentación es exclusivamente vegetariana.

En lo referente a su morfología interna, algo que puede ser bastante misterioso si no nos hemos parado nunca a pensarlo, están bastante desarrollados aun que claramente de forma distinta a otros animales. No está de más tomarse un minuto para revisar su anatomía (imagen y datos tomados de la wikipedia):

1: concha 2: Glándula digestiva (Hígado) 3: pulmón 4: ano 5: poro respiratorio 6: ojo 7: tentáculo 8: ganglios cerebrales 9: ducto salival 10: boca 11: buche 12: glándula salival 13: poro genital 14: pene 15: vagina 16: glándula mucosa 17: oviducto 18: saco de dardos 19: pie 20: estómago 21: riñón 22: manto 23: corazón 24: vasos deferentes.

Especies.

Sería un error pensar que tan sólo podemos encontrarnos con una especie de caracol, procedamos pues a conocer algunas de ellas:

Caracol común:


Su nombre científico es Helix aspersa y se trata evidentemente del típico caracol de jardín que muchos encontramos a diario, dado que es muy abundante. Se puede encontrar en toda la península e islas, el hábitat de esta caracol suelen ser zonas húmedas y cultivos, y el diámetro de su concha varía de 2,4 a 2,6 cm aproximadamente.

Caracol gitano:


Tiene un curioso nombre común, pero el término para nombrarlo científicamente es Sphincterochila candidissima. Este caracol, absolutamente mediterraneo, es también muy típico aun que más frecuente en zonas áridas, el díametro de su concha oscila entre 1,2 y 1,3 cm.

Caracol romano:


Su nombre científico es Helix pomatia, aun que también es conocido comúnmente como caracol de Borgoña y caracol de viñ,a entre otros nombres. Son grandes, con una concha que puede superar los 4 cm de diámetro y su hábitat se establece en zonas calcáreas de Europa central y sudoriental.

Caracol rayado:


Su nombre científico es Cepaea nemoralis, pero recibe otros varios nombres comunes como caracol moro y regineta. Se trata de un caracol bastante común en bosques, jardines, praderas y setos de toda Europa. El diámetro de su concha es de poco más de 2 cm.

Caracol gigante africano:


Recibe el nombre científico de Achatina fulica, y se trata de un enorme caracol cuya concha puede llegar a tener un tamaño mínimo de 12 cm de diámetro, encontrándose con relativa facilidad ejemplares que cuyas conchas llegan a los 30 cm de diámetro. Es un caracol originario del África tropical, pero ahora se encuentra generalmente habitando practicamente todas las zonas tropicales del mundo.

La vaqueta:


Y terminamos con otra especie autóctona de la península ibérica, cuyo nombre científico es Iberus gualtieranus alonensis aun que recibe otros nombres comunes como caracol blanco, serrana o serrano. Se haya normalmente en terrenos secos, y es frecuente encontrarlo rondando entre matorrales de romero, tomillo o lavanda.

Caracoles como mascota.

Así es, durante los últimos años estos peculiares animales se han ganado un puesto dentro de nuestras casas, llegando a ser verdaderamente cotizados y apreciados por coleccionistas y amantes de los animales en general. Podemos encontrarnos varias especies que se comercializan con esta finalidad, aun que sin duda las más corrientes son el anteriormente citado caracol gigante africano (Achatina fulica), y el caracol manzana (Pomacea Bridgesii), una especie acuática. No voy a extenderme más en los cuidados de estas peculiares mascotas, por lo que si estás pensando en tener uno no dudes en buscar información profesional al respecto.

Cuando pisas un caracol.

Suelo bajar andando todos los días desde casa de Clara hasta mi casa, son unos 2'5 km aproximadamente. La acera por donde camino está más que pegada a zonas campo (es un trozo que está a las afueras de la ciudad) y es muy corriente encontrarme con numerosos caracolitos por el suelo. La verdad es que reconozco que a veces soy demasiado tonto o "ñoño", pero yo soy una persona que cada vez que se encuentra un caracol tiene que ponerlo en un lugar más seguro. Me da pena encontrarme las aceras absolutamente sembradas de caracoles pisados y repisados, y no me cuesta absolutamente nada ir agachándome y lanzarlos delicadamente hacia la zona verde.

Cuando pisas un caracol, a menos que lo pises a conciencia, no le estás matando del todo. Esto es por que al pisarlo lo que hacemos, además de romper su concha, es aplastar sus pulmones y otros órganos pero permaneciendo su cerebro casi siempre intacto, dejando de esta manera a un ser vivo completamente indefenso y agonizando. Además, su delicada "piel", que normalmente está protegida por una concha (por algo será), entra en contacto con el aire y el suelo, lo cual le provoca aún más dolor mientras su mucosa se va secando. Digamos que es una sensación parecida a cuando rozas una herida en carne viva con la ropa (duele, ¿verdad?).

Para mi hay pocos sonidos más desagradables que el crujir de un caracol bajo mis zapatos, por que no voy a negarlo, a veces uno no está todo lo pendiente que debe y sucede. No estoy diciendo que adoptéis caracoles, tan sólo que intentéis evitar el causarles algún daño y si accidentalmente pisáis alguno, procurad acortar su sufrimiento.

Abrazos fieros para todos.

6 comentarios:

Demi Lu dijo...

Interesante. Pero he de confesar que no me gustan. Por supuesto nunca les piso ni les hago nada malo, pero la verdad es que nuuuuuuunca podria tenerlo como mascota

Pero es muy ilustrativo : )

Sanchete dijo...

Hola Demi Lu, ¡gracias por tu visita y por tu comentario!

Pues a mi me encantan como especie, son unos animales cuyo estudio me resulta muy interesante. Pero como mascota pues... Pienso que jamás serán un "animal de compañía", es más bien al puro estilo de coleccionista, como quien tiene un hormiguero en casa.

Saludos!

Demi Lu dijo...

Hola Sanchete.....sabes a quien amo y lo tendria como mascota a Moway....es una belleza!!!

Anónimo dijo...

Gracias Fuee Muy Util La Informacion... Pero Necesito Que me Digas como contribuye el caracol con el mejoramiento del suelo y como pueden perjudicar a algun cultivo ! ... Gracias

Sanchete dijo...

Hola Anónimo!

Siento decirte que a estas alturas no puedo ponerme a actualizar una información para cada persona que tenga que hacer un trabajo sobre alguno de los temas que trato en el blog, no sólo por que no tenga tanto tiempo sino por que la verdad es que no tengo ni idea! Siento no poder ayudarte en este caso, no soy ningún experto en caracoles :(.

He estado buscando un poco para al menos poder ofrecerte algún enlace, no he encontrado nada acerca de la contribución del caracol para el mejoramiento del suelo, pero sí que hay bastante información acerca de como afectan a los cultivo. Te dejo un enlace:

http://www.dicyt.com/noticias/el-instituto-de-investigaciones-agropecuarias-investiga-el-control-de-caracoles-en-arroz

Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola.
Me encanto leer todo lo que publicaste, te cuento que yo si quiero tener caracoles de mascota, he estado leyendo sobre ellos. Sabes a mi me paso algo asi, sin querer pise uno y sentí horrible, cada que piso algo y relaciono el ruido, hasta cuando piso una hoja me da penita porque lo recuerdo y ahora que leí el sufrimiento que sienten pues me da mucha mas pena. Los caracoles son seres extraños y muy interesantes por eso es que me estoy empezando a interesar por ellos.