16 de enero de 2010

El ligre y el tigrón

Quizás alguien haya pensado que se me ha ido la mano al escribir el título, que se me han enredado los dedos y que algo falla, pero no. Tanto el ligre como el tigrón son dos especies actualmente existentes, dos especies que tal vez podríamos denominar que son fruto del capricho de el animal que quiere jugar a ser Dios, el hombre:

Ligre:


El ligre, cuyo nombre científico es Panthera tigris × Panthera leo, es un híbrido (especie procedente del cruce de dos especies distintas) producto del cruce entre un león (macho) y una tigresa (hembra).

Su aspecto es el de un gigantesco león con rayas de tigre difusas. Al igual que los leones, los ligres macho desarrollan melena. El ligre generalmente llega a medir hasta 4 metros y llegar a pesar hasta 400 kilogramos, esto se explica fácilmente debido a que el gen inhibidor del crecimiento se transmite por vía materna en los leones y paterna en los tigres, por lo que el ligre no hereda ningún gen de este tipo y crece durante toda su vida. Las patas y cola, por el contrario, son cortas en relación al cuerpo ya que sí dejan de crecer, por ello es muy posible que los ligres machos más ancianos lleguen a quedar impedidos para caminar al no poder sostener su propio peso.

Tigrón:



Es, evidentemente, el caso opuesto del anterior. También llamado tigón o tigral, este cruce entre tigre (macho) y leona (hembra) produce un animal más pequeño y estilizado, con unas patas y cola largas que le dan un aspecto desgarbado y menos corpulento. Es por ello mucho menos abundante que el ligre, ya que éste es intensamente buscado y explotado por circos y, en menor medida zoológicos, deseosos de atraer al público.

Los tigrones presentan características de los dos progenitores: aspecto de leones con rayas de tigres. Crecen mucho menos que las especies de origen debido a que heredan genes inhibidores del crecimiento de ambos padres. Generalmente pesan cerca de 150 kilogramos.

Hay que aclarar que tigres y leones no comparten territorio en estado salvaje de manera que tendrían pocas posibilidades de encontrarse para formar este extraño cruce, por lo que es es precisamente la influencia humana la responsable de que existan estos animales.

En la actualidad leones y tigres sólo coexisten en la naturaleza en el bosque de Gir, en India. Antiguamente coexistieron en Persia, China y probablemente en Beringia. Por otra parte, los hábitos de ambas especies son muy diferentes (predominantemente diurno y al descubierto en el león, más nocturno y forestal en el tigre) lo que hace más improbable aún el cruce en la naturaleza.

Todos los ligres macho conocidos son estériles, aunque por otra parte las hembras pueden ser fértiles en algunos casos, llegando a aparearse con tigres para dar una descendencia denominada ti-ligre, o con un león resultando un le-ligre. Vamos, el colmo de la redundancia.

A mi me da pena que tenga que ser el hombre dueño de todo, amo y señor de la naturaleza que manejamos cada ápice de este planeta como si fuera nuestra marioneta, y es que no penséis que la cosa acaba aquí. No son estos dos los únicos híbridos felinos de los que nos hemos encaprichado, también podemos encontrar al leopón (click para ver imagen), fruto de leopardo y leona o al pumapardo (click para ver imagen), cruce de puma y leoparda.

No me malinterpretéis, claro que son animales curiosos e incluso hermosos, pero no deberían de existir. Y es que, si permitimos esto, ¿hasta dónde vamos a llegar?

Abrazos fieros para todos.

5 comentarios:

Demi Lu dijo...

Pienso como tu y auqnue son seres vivos si se sigue asi, imaginate en la cabeza loca de alguien (mas locos de los que hicieron esto)que mas puede ocurrirsele

Demi

Pepilla dijo...

De hecho no es una novedad ni la curiosa union de estas espécies ni que el ser humano se crea con derecho a manejarlo todo.

Aún recuerdo un viejo libro que me encantaba de pequeño donde explicaban las principales características de varios animales y donde también se nombraba al Tigón. En aquel momento me fascinó. Me pareció fascinante que fuera possible; los 2 felinos más grandes del mundo unidos! Era casi magia, pensaba. Pero efectivamente era el anhelo infantil, caprichoso e inconsciente de un niño de 10 años el que aprobaba ese cruce de espécies.

En mi opinión los responsables de estas prácticas y la gente que paga por verlas se quedaron en la niñez, o se miran el mundo desde esa niñez inconsciente.

De todos modos gracias por tu artículo.

Sanchete dijo...

Gracias a ti por tu comentario Pepilla! Estoy más que de acuerdo con todo lo que dices, y me ha gustado especialmente la manera de expresar tu opinión.

Un saludo.

Martin dijo...

¿ Por que esos animales no deberian de existir ?
Estoy en desacuerdo en que se mescle temas religiosos cuando se habla de temas cientificos, ya que los temas religiosos carecen de fundamentos.
Son nuevas especies , mas halla que que sean esteriles, tienen el derecho de vivir como cualquier otra especie , el hecho de que el hombre interfiera en su creación ,no lo hace menos natural, ya que el hombre forma parte de la naturaleza.
Por millones de años las especies que sobreviven son las que se adaptan a los cambios , y uno de los cambios que se agregaron actualmente es que el hombre interfiere con las demas especies.

Sanchete dijo...

Hola Martín, gracias por tu comentario!

En mi opinión, no se trata de si tienen derecho a existir o no, sino si el hombre tiene derecho a hacer lo que le de la gana con la naturaleza. Esa es la pregunta, ¿somos dueños de todo y podemos hacer lo que se nos antoje? Yo creo que no, por que por mucho que nos queramos convencer de lo contrario este planeta no nos pertenece, y esto es por lo que, en mi opinión, son animales que nunca debieron existir.

Un saludo!