20 de marzo de 2010

Heloderma

Heloderma es el nombre del único género de la familia Helodermatidae, la cual incluye dos especies de lagartos venenosos nativas de los desiertos y bosques secos de Guatamela, México y del sudoeste de Estados unidos, el monstruo de Gila y el lagarto escorpión:

Monstruo de Gila


Su nombre científico es Heloderma suspectum y se trata del lagarto más grande nativo de América del norte. Mide aproximadamente entre 35 y 58.5 cm de largo y tiene un cuerpo muy pesado, de unos 2 o 3kg, cubierto de una piel muy rugosa y escamada de color negro o marrón. Presenta además presenta además numerosas marcas o manchas irregulares de tonos brillantes que pueden ser de color rosado, amarillo o blanco. Posee unas extremidades bastante pequeñas, lo que hace que sea un animal exageradamente lento, acompañadas de unas poderosas garras. Su gruesa y corta cola le ayuda a almacenar grasa durante la hibernación o épocas de escasez de alimento de este carnívoro, que se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, lagartijas, ranas, insectos, aves y huevos.

Siendo un animal venenoso no podemos decir que represente una seria amenaza para los seres humanos, debido a su carácter tranquilo y apacible, aun que esto no le ha ayudado a ganarse una buena reputación. En las zonas dónde habita es tremendamente temido a causa de su potente veneno, que se transmite mediante una poderosa mordedura y es capaz de paralizar el corazón en un tiempo récord, motivo por el que es a menudo perseguido y aniquilado con ferocidad. Esta situación le ha llevado a encontrarse actualmente en un serio peligro de extinción.

Lagarto escorpión


Su nombre científico es Heloderma horridum aun que también es conocido por una gran variedad de nombres como lagarto enchaquirado, lagarto moteado mexicano o acaltetepón, entre otros. Tiene un tamaño sorprendente, pudiendo alcanzar los 90 centímetros de longitud y superar los 4 kg de peso. Su piel es escamada de color negra y presenta unas pequeñas manchas de color amarillo o naranja. Este lagarto tiene la increíble capacidad de producir veneno desde su nacimiento. Su dieta es también bastante variada, se alimenta de huevos de serpientes, lagartijas, aves y crías o ejemplares más grandes de pequeños mamíferos como ratones y conejos. Desgraciadamente, esta especie se encuentra también actualmente en peligro de extinción debido a los abusos cometidos por el hombre. La pérdida de su hábitat o el tráfico ilegal para comercio de mascotas exóticas son los culpables de que estemos exterminando a la especie, cuyo último censo de población muestra la preocupante cifra de menos de 350 ejemplares en vida silvestre.

Su veneno es también potencialmente peligroso, pero paradógicamente se han realizado exitosos ensayos en los que también se ha descubierto que esta sustancia podría ser un posible tratamiento para enfermedades como la diabetes de tipo 2, el alzheimer y el parkinson.

Abrazos fieros para todos.

1 comentarios:

Marisilla dijo...

HOlaaaaaaaaaaaaaaa!!
Paso por aquí para darte las gracias por tu comentario en cuatro patitas buscan casa y me encuento con estoooooo
¡¡¡ Que interesante!! voy a seguir leyendo.